La pandemia de los negocios en internet

Orlando Times News

Luis Cones.-

No he conocido a ningún empresario, emprendedor o vendedor que no le este sacando o pretenda sacarle el jugo a la world wide web. Pero, lo cierto es que muy pocos logran perdurar en este universo.

La súper autopista de la información, si la comparamos con un centro comercial, ofrece un sinfín de opciones de muy bajo costo para la exhibición, promoción y comercialización de productos. El tema es que como todo mercado, esta repleto de vendedores desorientados, sin un propósito claro y tratando de que su voz sea escuchada por encima de sus competidores.

Al mismo tiempo, llegan clientes, consumidores y curiosos, que pueden convertirse en compradores. Descubrir qué necesitan para desarrollar un producto o despertar la necesidad de lo que se vende, es como la historia del huevo o la gallina. ¿Qué debería venir primero?

Soy más de investigar y comprender necesidades para luego vender, pero he comprobado que ambas opciones funcionan.

Estudios de mercado han permitido desarrollar negocios como Netflix, Uber y Amazon. Cada uno de ellos surgieron de una queja. Un reclamo que hacia un segmento importante de la población y que fue atendido satisfactoriamente. 

Y por otro lado, están los negocios que sin mucha prospección, cambiaron para siempre el patrón de consumo de los cibernautas. Como es el caso de los podcasts, web shows y video blogs. 

Hace un par de años, era imposible pensar que se podía atrapar la atención de alguien que estuviese al frente del monitor de una computadora o la pantalla de un teléfono por más de ocho minutos. Y los creadores de estos espacios a punta de trucos audiovisuales, invitados de lujo y contenido prohibido en medios tradicionales, pueden retener a sus espectadores por horas.

Ahora, descubramos qué tienen en común el huevo y la gallina de los negocios en internet y porqué han llegado a viralizarse:

1.- Entendieron que el internet no es gratis. Cuando esto comenzó, la mayoría pensaba que como no se pagaba por acceder a un buscador, abrir una cuenta de redes sociales o montar contenido audiovisual todo iba a ser gratis. Y así como, la televisión en streaming requiere una membresía para poder disfrutar del servicio, también los generadores de contenido han creado sus propios espacios de monetización como Patreon.com, donde ofrecen contenido exclusivo y cobran por ello. 

2.- Tienen muy bien definido lo qué van a vender. En el caso de Uber, más que un sistema de transporte privado, lo que venden es un modelo de negocio para el asociado o conductor, que le permite generar un ingreso adicional. Si analizamos los podcasts, más allá de lo entretenido, educativo o informativo que pueden llegar a ser, todos terminan vendiendo franelas y haciendo presentaciones en vivo alrededor del mundo.

3.- Ofrecen una propuesta de valor. A pesar que valor es relativo a cada persona, ambos tipos de negocios han sabido entregarles a sus clientes una buena relación costo beneficio por lo que reciben.

4.- Innovan constantemente. La competencia es tan feroz en el mercado persa del internet que la innovación es lo que le ha permitido perdurar.

5.- Generan fidelidad con su audiencia. Esto se crea en gran medida porque siempre tienen algo que ofrecer.

Así que si ya te llegó el virus de los negocios en internet, es tiempo de que tomes en cuenta estas recomendaciones para que no pases por desapercibido, ni mucho menos termines desanimándote.

Si deseas adaptar estas herramientas a tu producto o marca, te esperamos en el workshop El Arte de Vender. Para mayor información haz clic aquí.